jueves, 8 de agosto de 2013

MILES COLMARON LA PLAZA DE ARMAS CON LA MAMITA DE LA PUERTA

En Solemne Misa Central de la VII Peregrinación Pastoral a Trujillo.


La sagrada imagen de la “Inmaculada Virgen de la Puerta de Otuzco” congregó cerca de 100 mil fieles en la Plaza de Armas de Trujillo, durante la Solemne Misa central de su séptima peregrinación pastoral, presidida por el Arzobispo de Trujillo, Mons. Miguel Cabrejos Vidarte OFM. y concelebrada por el Señor Nuncio Apostólico en el Perú, Mons. James Patrick Green, el presidente del Episcopado Peruano, Mons. Salvador Piñeiro, cerca de treinta obispos invitados y más de 140 sacerdotes de esta jurisdicción eclesiástica.

Previamente, en un marco festivo, la “Patrona del Norte del Perú y Reina de la Paz Universal” recibió en el atrio de la Basílica Catedral la máxima distinción del Gobierno Regional La Libertad y de la Municipalidad Provincial de Trujillo.

Durante su homilía, el Arzobispo explicó que Dios “puso sus ojos” en María, por eso “todas las generaciones la llaman Bienaventurada”.

El pastor de la grey trujillana recordó a los fieles que María se encuentra ahora plenamente glorificada con Cristo, en la comunión de los santos, donde ella está presente. Católicos y Ortodoxos reconocen la presencia de María en la Comunión de los Santos y Católicos y Ortodoxos han considerado a la Madre de Cristo como si de su propia madre se tratara, entregada por Jesús en la Cruz, cuando dijo al discípulo: “He ahí a tu madre”.

En otro momento, el prelado, animó a los devotos a mirar a María: “como dice San Bernardo, a la estrella del Cielo, e invoquemos a la Madre de Dios, en medio de los peligros, de las angustias, de las dudas. Pensemos en María, pensar en Ella e invocarla, sean las dos cosas que no se aparten jamás ni de nuestros labios ni de nuestro corazón” dijo.

Finalizado el acto religioso, la “Mamita” se inició su recorrido procesional- sobre su anda- por el perímetro de la Plaza Mayor, acompañada por bandas de músicos y los miles de devotos entre grupos pastorales, hermandades y fieles en general, cientos de ellos “Negritos” y “Gitanos”.


Encuentro con el Señor de los Milagros. 
El momento más emotivo de la solemne procesión tuvo lugar entre los Jirones Pizarro y Almagro, donde hizo su aparición la sagrada imagen del Señor de los Milagros, recordándonos el encuentro con su Madre Santísima, en la advocación de la Virgen de la Puerta de Otuzco. Por último, la “Mamita” hizo su ingreso a la Basílica Catedral, en medio de petardos, bombardas. 

Fuente: Prensa -Arzobispado de Trujillo
Publicar un comentario

BUSCAR EN ESTE BLOG