viernes, 23 de mayo de 2014

PARA QUE LA FORMACIÓN SEA INTEGRAL, EN EL MARCO CURRICULAR NO SE PUEDE OBVIAR EL COMPONENTE ESPIRITUAL.


ODEC Trujillo participó en Taller Nacional sobre Rutas de aprendizaje  promovido por ONDEC.

En el auditorio de la C.E.P. el último día del taller.
Entre el pasado lunes 12 y el viernes 16 del presente mes, los profesores coordinadores Andrés Zavaleta y Jesús Agreda estuvimos en el Taller Nacional de Capacitación Docente promovido por la Oficina Nacional de Educación Católica (ONDEC). En dicho taller, junto a nuestros pares de las ODEC de Moyobamba, Juanjuí, Tarapoto, Huaraz, Sihuas, Chota, Ayacucho, Cuzco, Tacna y Tumbes tuvimos  la ocasión de abordar lo concerniente al Plan de pastoral educativa como referente para los planes de pastoral de las distintas instituciones educativas de acción conjunta (Estado - Iglesia); pudimos ser parte de la reflexión en torno a la inteligencia espiritual como marco del desarrollo de la trascendencia en docentes y estudiantes; discutimos sobre las implicancias favorables y desfavorables de las rutas de aprendizaje propuestas  por el MED y, sobre todo, reflexionar respecto a la actitud de los actuales funcionarios de la educación peruana respecto al área de religión en  la nueva propuesta curricular denominada  Marco curricular.

Durante los trabajos en grupo; una ocasión para intercambiar experiencias.
La reunión también fue una ocasión para intercambiar las experiencias de las distintas ODEC respecto a la implementación de las Rutas de aprendizaje de educación religiosa. Este documento, como se sabe, ha sido aprobado por el Consejo Permanente de la Conferencia Episcopal Peruana (CEP) y presentado al MED para su oficialización; en él, el Episcopado peruano ha planteado el noveno aprendizaje fundamental que debe incorporarse al sistema curricular peruano.  El MED aún no se ha pronunciado al respecto pero seguramente será cuestión de tiempo para convencer a los funcionarios de turno  de la necesidad de desarrollar, junto a las competencias para la ciudadanía, la comunicación, la productividad y competitividad, las de orden espiritual o trascendente. En nuestro criterio, es pertinente y necesario  para la formación integral de los estudiantes, el componente espiritual si queremos de verdad una sociedad que le haga frente a tanta violencia, corrupción y los demás males sociales que nos  asechan.

Aunque las rutas de aprendizaje de educación religiosa no tienen  anuencia oficial por parte del Estado, sí lo tienen por parte de la CEP. En este sentido algunas  ODEC han logrado una buena coordinación con las DRE y/o UGEL de sus respectivas zonas y ya están utilizando las rutas de religión en las programaciones, diseños y el desarrollo de sus clases. Para la iglesia lo prioritario es la formación integral real de los estudiantes; esto supone el componente espiritual; y por tanto, en el  Diseño Curricular Nacional (DCN) o en el Marco Curricular (MC) debe contemplarse este componente. Así lo han entendido muchos directores de ODEC y sus respectivos coordinadores y por ello ya se vienen implementando a pesar de no  haber obligatoriedad. Si el Marco Curricular enfatiza la educación por competencias, pues esta es la ocasión de apostar por un estudiante y futuro ciudadano de bien y para el bien.

ODEC Trujillo  también está tomando las previsiones del caso y en breve  se tendrá la propuesta de capacidades contextualizadas a partir de las tres competencias propuestas en las ruta de educación religiosa y, por supuesto, en el marco del noveno aprendizaje fundamental: “se reconocen y actúan como personas humanas  con dignidad inviolable y un sentido de vida trascendente y religioso desde una formación integral que promueva el compromiso por construir un mundo más justo , solidario y fraterno”.

Publicar un comentario

BUSCAR EN ESTE BLOG